La Unión Española Fotovoltaica, asociación que representa al 85% del sector FV nacional, acaba de presentar su Balance 2018. Según los datos registrados por UNEF, el año pasado se instalaron en España 261,7 megavatios de nueva potencia fotovoltaica, lo que supone un incremento del 94% con respecto a los 135 megavatios instalados en 2017 y de casi el 500% con respecto a la potencia fotovoltaica (FV) instalada en 2016 (55 megavatios). Los autoconsumos supusieron el 90% del total.

La reactivación del sector solar fotovoltaico nacional es vertiginosa: 55 megavatios en 2016; 135 en 2017; y 261,7 en 2018. De estos -explican desde UNEF-, un 90% (235,7 megavatios) corresponde al autoconsumo energético y 26 megas a plantas solares fotovoltaicas sobre suelo (en el segmento del autoconsumo, el 25% del total fueron instalaciones para uso agrícola conectadas a la red). La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) matiza sin embargo:

«a pesar de este crecimiento, la cifra de nueva potencia instalada en España representa solo un 3% de la nueva potencia instalada en Europa en 2018, estimada en 8.500 megavatios, con Alemania y Países Bajos como las zonas con un mayor desarrollo de nueva potencia fotovoltaica».

Es decir, que a España sigue quedándole por delante mucho camino que recorrer, pues si una instalación solar ya es rentable en aquellas latitudes, mucho más lo será aquí, donde son muchas más las horas de Sol al año.

UNEF repasa las «principales razones de este crecimiento»
La asociación cita las siguientes: (1) la inercia de crecimiento del sector a la vista de su competitividad, «dada la reducción de costes de producción de un 80% en los últimos 10 años»; (2) la capacidad del autoconsumo de incidir sobre la competitividad de las empresas -ahorro energético y optimización financiera de la eficiencia energética-; (3) el impulso que le ha dado al sector la aprobación de la directiva europea de Energías Renovables, «que aporta seguridad y estabilidad al marco regulatorio del autoconsumo»; (4) el cambio de tendencia en materia de renovables y apoyo al sector fotovoltaico que ha marcado el discurso oficial del nuevo Ejecutivo y, sobre todo, la derogación del impuesto al Sol, que decretó el Gobierno de Pedro Sánchez el pasado mes de octubre, apenas tres meses después de llegado este a La Moncloa, derogación que ha supuesto todo un acicate para el mercado; y (5), finalmente, el apoyo de las comunidades autónomas a la generación renovable a través de ayudas al autoconsumo, tanto industrial como residencial.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por www.energias-renovables.com

Leave a Reply

*

code